martes, marzo 21, 2023
InicioRegiónDe 236 barrios, 100 no tienen agua potable y 50 no cuentan...

De 236 barrios, 100 no tienen agua potable y 50 no cuentan alcantarillado sanitario


La Fedjuve señala que las aguas servidas desembocan en el río Guadalquivir. Este 30 de marzo fenece el plazo dado a la Alcaldía para concretar la micro PTAR de Torrecillas

Redacción Central/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico-Marzo, 07/2023) Si bien es cierto que el crecimiento de las ciudades, principalmente de las que concentran el poder político y económico, genera un incremento de oferta y demanda, actividad comercial y una serie de aspectos positivos, conlleva también a dilucidar un problema de fondo; la falta de acceso a los servicios públicos para ciudadanos que habitan en los barrios de nueva creación.

El vicepresidente de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve) de Tarija, Cristian Ventura, informó que de los 236 barrios registrados en la mancha urbana de la ciudad capital, alrededor de 100 no tienen agua potable y, de esa cifra, la mitad no cuenta con alcantarillado sanitario.

Este dato ayuda a imaginar, de cierta manera, que mientras más crece la ciudad mayor es la contaminación que recibe el río Guadalquivir por las aguas residuales que se generan en la urbe y derivan en él a través de afluentes, al no haber un complejo de tratamiento para el margen izquierdo, más que las lagunas de oxidación emplazadas en San Luis.

“Sobre la quebrada El Monte, por ejemplo, hay barrios consolidados como San Gerónimo, El Aeropuerto, El Tejar, Moto Méndez, 7 de Septiembre, Luis Espinal, Morros Blancos, ahí una gran parte están echando sus aguas a la quebrada, todos los que son nuevos también a otras quebradas, se puede ver en donde se unen la quebrada Sagredo también, salen aguas negras, en la Víbora Negra por la zona del hospital San Juan de Dios, sale en tiempo de sequía y justifican que es del desagüe pluvial pero ¿Cómo en época de sequía?”, enfatizó en contacto con el matutino El Periódico.

Por este y otros problemas similares, la Fedjuve dio un plazo al Gobierno Municipal para concretar el proyecto de ejecución de la micro planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) en la zona de Torrecillas, obra que tiene un costo previsto de Bs 25 millones y beneficiará a los distritos 7, 8, 9 y 10.

Para ello, se realiza un trabajo de socialización con los vecinos del área de influencia, aunque según Ventura no se puede adelantar ningún dato sobre la ubicación potencial, por los mismos problemas que se generan y el riesgo de conflictos innecesarios en el proceso, algo similar a lo ocurrido con la ubicación del Centro de Tratamiento de Residuos Sólidos (CTR), trabajado por la municipalidad.

“El año pasado (el alcalde Johnny Torres) anunció que este primer trimestre se tenía que licitar la micro PTAR, nosotros hemos hablado con el secretario (de Medio Ambiente) y le hemos pedido que cumpla ese compromiso, de que hasta el primer trimestre tiene que estar saneado los terrenos que existen”.

El dirigente vecinal hizo énfasis en que el anuncio del Gobierno Nacional sobre la inauguración de siete paquetes de servicios básicos, cuatro de alcantarillado, involucran a 30 barrios pero sus aguas residuales no tienen “a dónde ir” si es que no se concreta la macro Planta de Tratamiento que iba a ser financiada, en gran parte, justamente por el nivel central del Estado.

“El Gobierno es el más interesado porque, sino, estaría haciendo proyectos irresponsables que no tendrían donde llevar las aguas de estos alcantarillados, a pesar que entren a los colectores estos van a colapsar porque ya no soportarían más barrios”, acotó.

LosDATOS
El 31 de marzo vence el plazo para el anuncio de la micro PTAR
El Gobierno pide terrenos saneados para ejecutar la macro PTAR
Fedjuve también busca que la Gobernación se sume a la iniciativa

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LO MÁS LEIDO

Suman las voces exigiendo que elGobierno nacional se haga cargo de la implementación de la planta de tratamiento de aguas residuales de la ciudad de Tarija, necesario e importante proyecto que urge, para terminar con una falencia de hace décadas y contribuir a la preservación de la salud pública y el medio ambiente.

Es muy preocupante saber que en los próximos 20 años, Tarija podría quedarse sin suministro de agua, porque los acuíferos están siendo seriamente dañados y no se están tomando medidas para subsanar la causa de este gran perjuicio.