Solo diez represas funcionan de 110 construidas, muchas se colmataron

En la mayoría no se hicieron obras complementarias, los canales de riego primarios, secundarios y terciarios.

Fernando Barral Zegarra/Bolinfo/Tarija//

El Periódico-Agosto 15-2022.- En el departamento de Tarija, de 110 represas construidas, la mitad se colmataron y solamente 10 funcionan, prácticamente fueron abandonadas sin ninguna utilidad a pesar del dinero utilizado para su construcción.
Tomando en cuenta la parte del Chaco se tiene 110 presas en el departamento de Tarija, de las cuales como 10 están funcionando al 100 por ciento, las otras están a medio funcionar, otras no están funcionando, confirmó el Director del Sistema de Riego, Guillermo Michel.
Se han hecho las presas, el atajado y no han hecho las obras complementarias como son los canales principales, secundarios para riego, ahí están sin ninguna utilidad, agregó el representante al lamentar esta situación.
Algunas de las represas se ejecutaron en la gestión de Mario Cossío incluso mucho antes, la mitad de las represas están colmatadas, es un problema que se tiene ahora después de su construcción cuando el departamento tenía muchos ingresos, agregó.
Hubo dinero en el gobierno departamental como también los municipales, porque represas son de competencia de las subgobernaciones, de los municipios y que no fueron puestos en funcionamiento, lo que preocupa, al tratarse de recursos del Estado, dijo.
“Los recursos tarijeños están ahí tirados, solo por la no construcción de los canales de riego, de distribución de agua”, agregó al aclarar que las represas están distribuidas solmente en nueve municipios del departamento.
En los municipios de Yunchará y El Puente al parecer no se hicieron represas, la información confirma en el valle central y la zona del Chaco, reiteró al indicar que actualmente siguen habiendo requerimientos de represas por los productores en algunas zonas.
Hay requerimientos, solicitudes, hay presas que están en ejecución, ojalá que no terminen como las anteriores y tengan todas sus obras complementarias, en este caso los sistemas de riego para que no causen daño, insistió Michel.
En algunas represas que están funcionando, como Calderas y El Molino, están llevando agua por canales de tierra, lo que está causando erosión en los terrenos y el campo en general, sería importante tener las presas con todas sus obras complementarias.
Consultado si tiene conocimiento de cuánto costaron las 110 presas construidas, respondió que eso no conoce, esa parte maneja la parte económica de la gobernación y del Ministerio de desarrollo productivo, cuando ambas ejecutaron en la época de Lino Condori Aramayo.
Al inicio de su gestión, el actual gobernador, Oscar Montes Barzón, cuando hablaba del endeudamiento de la gobernación fue el primero en mencionar la existencia de unas 100 represas, sin los canales complemenetarios, sin utilidad y que estaban ahí.
EL APUNTE
Michel Aguilera admitió que no hay agua suficiente en las represas, no se hizo un buen manejo en esas cuencas, muchas represas están colmatadas, las fuentes de alimentación de agua, dejaron de funcionar, “ya no hay”.
Los mismos acuíferos, las mismas vertientes ya no están con los mismos caudales de antes, la agua que tienen es menor, eso pone en riesgo a las personas, los productores, además a nivel departamental hay mucha reducción de agua, advirtió.