Presidente del club Ciclón en conferencia ratificó no tener cuentas pendientes con la FBF

Este miércoles se realizará la reunión de la División Aficionados con el Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF); las asociaciones de La Paz, Cochabamba, Potosí, Beni y Tarija mandaron carta para que se realice la reunión.

En conferencia de prensa que se realizó en la mañana de este lunes, el presidente del club Atlético Ciclón Carlos Yeske, ratificó que el club no tiene cuentas económicas pendientes con la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) porque el año 2016 presentaron los descargos de los 40.000 dólares a los que se hace referencia después de 6 años. El ente federativo no le otorgó al club Ciclón el certificado de no Adeudo y por falta de ese documento, no se habilitó para competir en la Copa Simón Bolívar de esta gestión.

El presidente del club, Carlos Yeske, enfatizó en el sentido que no se puede devolver algo que les corresponde a los clubes por derechos de televisación, por esa razón no fueron pignorados los 40.000 dólares que recibió el club Ciclón el año 2016.

Por otro lado, destacó el apoyo que están recibiendo por parte del Director de la División Aficionados de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) Víctor Hugo Mansilla, quien está realizando las gestiones para que se pueda realizar una reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo, la reunión se realizará este miércoles en la oportunidad esperan encontrar una solución para que el plantel de Ciclón pueda competir en la Copa Simón Bolívar 2022.

“La verdad que se está pretendiendo realizar una arbitrariedad en contra del club Ciclón que, sobre todo, está justificada en la ilegalidad por lo cual se nos está obstruyendo la participación en la Copa Simón Bolívar y sin los correspondientes cargos para que nosotros podamos hacer nuestros descargos”, apuntó el principal dirigente del club Atlético Ciclón, Carlos Yeske.

Yeske, dijo que Ciclón, si tiene los respaldos y la empresa auditora, Integrados SRL, no cuenta con esa documentación, la empresa que realizó la auditoria a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), debería haber enviado todos los descargos a la federación para que pueda tener la información que en ese momento requería.

“Nosotros tenemos los descargos, mi persona presentó directamente a la empresa Integrados SRL el 2016 y nuevamente lo solicitaron el 2017 cuando ya estaba como presidente de la federación, Cesar Salinas (+)”, reiteró el principal dirigente del club albiceleste.

CICLÓN, CUANDO RECIBIÓ LOS 40.000 DÓLARES

La federación entregó un cheque por 40.000 dólares al club Ciclón el 25 de enero de 2016, por ese entonces estaba como presidente del ente federativo Marco Ortega y Walter Zuleta, como tesorero, la finalidad era cancelar media planilla de sueldos al plantel profesional para que levanten el paro que venían sosteniendo por concepto de sueldos vencidos.

Yeske, dijo que la institución siempre se manejó con una cuenta bancaria en el Banco Nacional de Bolivia, se realizó el deposito del cheque de los 40.000 dólares que fue convertido en boliviano la suma de 270. 000 y ese monto como corresponde fue destinado para el pago de los salarios a los jugadores del plantel profesional y al cuerpo técnico.

Por otro lado, dijo que no hay un documento sobre la pignoración de dicho monto porque provenían de los derechos de televisación por los partidos de la selección boliviana durante su participación en las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

“El 2016 el equipo de Ciclón participó en la Copa Simón Bolívar como último descendido de la Liga Profesional y en ese año no hubo ninguna observación porque nosotros habíamos presentado toda la documentación y no teníamos cuentas pendientes con la federación; han transcurrido 6 años; entonces por la vía legal ordinaria, aquí se pueda activar otra figura para desacreditar estos argumentos que está manteniendo la empresa Integrados SRL”, puntualizó el principal dirigente del club albiceleste.

EL DATO

La pignoración es el contrato en virtud del cual el deudor, u otra persona por él, entrega un bien mueble o inmueble para garantizar el cumplimiento de una obligación.