martes, agosto 16, 2022
InicioDeportesLa táctica de colgarse del arco no dio resultado en el debut...

La táctica de colgarse del arco no dio
resultado en el debut ante Paraguay

Mal partido hizo la Verde en su primera presentación en la Copa América. La albirroja ganó con goles de Ángel Romero (64′ y 80′) y Alejandro Romero (61′). La solitaria conquista nacional fue de Saavedra a los 9′, de penal. En el tramo final del primer tiempo fue expulsado Jaume Cuéllar.

La selección tuvo un mal debut en la Copa América de Brasil más allá de haber jugado con un jugador menos todo el segundo tiempo por la expulsión de Jaume Cuéllar. Cayó este lunes por 3-1 ante Paraguay, demostrando un pobre rendimiento en el estadio Olímpico de Goiania.

Empezó ganando con una conquista, de penal, de Erwin Saavedra (9’), pero careció de capacidad para reaccionar ante un asedio ofensivo paraguayo, que lo desgastó y terminó fulminándolo en el complemento con goles de Alejandro Romero Gamarra (61’) y un doblete de Ángel Romero (64’ y 80’).

El primer tiempo fue de mucho sufrimiento pese a que concluyó con victoria transitoria. Paraguay buscó el gol todo el tiempo. Su fuerte fue arremeter por las bandas donde Ángel Romero y Miguel Almirón fueron los extremos que trabajaron para que Gabriel Ávalos, que no estuvo fino ni atento para las pelotas que le llovieron al área enemiga, pueda sacar rédito de cara al arco que custodió Rubén Cordano, que sorpresivamente reemplazó a Carlos Lampe, que venía siendo titular.

Tal como pasó ante Chile en la octava fecha de las Eliminatorias, la selección jugó solo a defenderse. Lo hizo bien hasta donde pudo y su virtud fue mantener orden y soportar el asedio paraguayo, que tuvo la pelota todo el tiempo.

La fortuna estuvo del lado boliviano en la primera parte, ya que incluso los errores de Cordano no fueron aprovechados por la ofensiva guaraní. La más clara fue a los 24′ cuando el golero intentó salir rápido y su saque terminó en los pies de Ángel Romero, que definió mal.

Bolivia solo tuvo una llegada clara sobre la portería de Antony Silva y fue gol. La jugada nació por izquierda. Jorge Enrique Flores desbordó y mandó un centro al segundo palo, justo para el remate de primera de Diego Bejarano y que dio en uno de los brazos del defensor Santiago Arzamendia. El lateral de Bolívar reclamó y el árbitro lo escuchó. Diego Haro acudió al VAR (Video arbitraje) y después lo cobró. Erwin Saavedra se encargó de ejecutarlo y abrir el marcador a los 9’.

Lo que pasó el resto de los minutos fue más de lo mismo. Bolivia soportando y luchando sobre su zona y un cuadro paraguayo que insistió en pretender que el rival cometa errores para encontrar el camino del gol. La novedad, ingrata desde luego para Bolivia, fue la expulsión del delantero Jaume Cuéllar cuando se cerraba el primer capítulo. El atacante del Spal de Italia dejó la cancha por doble amonestación. Su salida complicó aún más el panorama de la selección.

En el complemento fue fatal para la Verde. Con uno menos y con el mismo libreto se ahogó rápido. Paraguay continuó presionando y el remate al travesaño de Almirón a los 59 minutos fue una señal de lo que pasaría después.

Tanta agua le llega al cántaro hasta que se derrama. Tal cual. Con uno menos para defender y con un medio campo que no podía administrar la pelota hizo fácil la tarea de los paraguayos, que fiel a su estilo, con centros y remates de media distancia, lograron su cometido.

De esta manera llegó el gol de Alejandro Romero a los 61’ y después los dos de Ángel Romero (64’ y 80’). Y pudieron ser más. La sacó barata Bolivia en este partido, pues su estructura futbolística sintió las ausencias de Luis Haquín, Henry Vaca y especialmente la de Marcelo Martins, su goleador. (EL DEBER).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LO MÁS LEIDO

Que se esté trabajando para tener en buenas condiciones la carretera al Chaco tarijeño en la época de lluvias, normalmente intransitable por la falta de mantenimiento y obras a medias que dificultan la circulación vehicular.

Que los desembolsos por la ley del 1% a los municipios desde la gobernación, estén en duda por la situación de iliquidez del gobierno departamental, que afronta una serie de problemas financieros