martes, agosto 9, 2022
InicioBoliviaExministro Cruz declara como testigo en casos respiradores chinos y gases lacrimógenos

Exministro Cruz declara como testigo en casos respiradores chinos y gases lacrimógenos

El exministro de Salud, Aníbal Cruz, llegó a la ciudad de La Paz y este viernes prestó su declaración en calidad de testigo en los casos respiradores chinos y gases lacrimógenos.

Respecto al caso respiradores chinos, investigados por un presunto sobreprecio e irregularidades, Cruz señaló que no participó en el proceso de compra y recepción de los equipos, que se hizo posterior a su gestión.

El actual secretario de salud de Cochabamba reconoció que había firmado el convenio con empresas intermediarias, pero sostuvo que posteriormente hubo observaciones a los equipos comprados porque no cumplían las especificaciones especificadas en el contrato.

Respecto al caso gases lacrimógenos, el exministro fue convocado a atestiguar sobre los decretos que autorizaron y brindaron el presupuesto para la compra de los agentes químicos. Dicha adquisición es investigada por sobreprecio y sobornos que involucran al exministro Arturo Murillo.

Cruz explicó que para realizar un decreto existe una solicitud de algún ministerio y que todos los miembros del gabinete firman el documento. Aclaró que la misma entidad solicitante es el encargado de cumplirlo.

Aseguró que no hubo presión en absoluto entonces. Aclaró que estaba ocupado en su gestión propia y que si hubo corrupción en otras carteras cada uno es responsable de sus actos.

Respecto a Arturo Murillo, el exministro Cruz dijo que no es quien para juzgar y que corresponde a la justicia que investigue.

FUENTE:ERBOL

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LO MÁS LEIDO

Que hayan proyectos en agenda que servirán para inyectar recursos a la economía tarijeña. La construcción de la Casa Judicial y las oficinas de Derechos Reales significan obras importantes que generarán fuentes de empleo y moverán más de Bs. 66 millones.

Que aún tengamos que estar pendientes de los riesgos que implica la actividad minera precaria e improvisada, que compromete la salud ambiental de rios y suelos cuando colapsa alguna infraestructura. Es tiempo que la ley se aplique rigurosamente y se regule con mayor firmeza este rubro.