Vladimir Putin reconoció la independencia de los separatistas de Ucrania y aumentan las posibilidades de una guerra en Europa

El mandatario ruso dejó en claro que si continúan las agresiones entre el ejército ucraniano y los separatistas apoyados por Moscú desde 2014, Rusia culpará de ello a Kiev y el este europeo quedaría a un paso de un conflicto armado a gran escala

“Considero necesario tomar esta decisión, que había madurado desde hace mucho tiempo: reconocer inmediatamente la independencia de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk”, dijo en un discurso televisado, al tiempo que pidió al Parlamento ruso “que apruebe esta decisión y ratifique después los acuerdos de amistad y ayuda mutua con las dos repúblicas”.

El anuncio de Putin se produce después de una reunión del Consejo de Seguridad presidencial y allana el camino para que Rusia envíe abiertamente tropas y armas al largo conflicto que enfrenta a las fuerzas ucranianas contra los rebeldes respaldados por Moscú. Un acuerdo de paz de 2015 puso fin a los enfrentamientos a gran escala, pero la violencia ha disminuido y se ha disparado en las últimas semanas en medio de la crisis más amplia.

En este sentido, Putin censuró que las autoridades ucranianas “no reconocen otra salida en Donetsk que no sea la militar” y exigió al Gobierno de Ucrania “cesar las agresiones” en la región. “En caso contrario, toda la responsabilidad recaerá sobre las autoridades de Kiev”, dijo el mandatario.

“Quiero decir claramente, con franqueza: después de que las propuestas quedaron sin respuesta, cuando la amenaza aumenta, Rusia tiene todo el derecho de tomar medidas para garantizar su propia seguridad. Eso es exactamente lo que haremos”, dijo Putin.

El presidente ruso pidió a Ucrania el cese inmediato de las “operaciones militares” contra los separatistas prorrusos.

“Exigimos el fin inmediato de las operaciones militares”, dijo Putin. “De lo contrario, toda la responsabilidad por la posible continuación del derramamiento de sangre recaerá plenamente en la conciencia del régimen en el poder en Ucrania”, agregó.

Putin dijo el domingo que tomó la decisión “teniendo en cuenta también la solicitud de los dirigentes de las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk para el reconocimiento de su soberanía y la petición de la Duma rusa (Cámara Baja) sobre el mismo tema”.

La ONU exhortó a “todos los interesados a abstenerse de cualquier decisión o acción unilateral que pueda socavar la integridad territorial de Ucrania”.

“Subrayamos nuestro llamado a un cese inmediato de las hostilidades, a la máxima moderación de todas las partes para evitar cualquier acción y declaración que agrave aún más las tensiones”, expresó también Stéphane Dujarric, quien subrayó que todas las disputas deben “ser tratadas con diplomacia”.

Los líderes de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL), en el este de Ucrania, pidieron al jefe del Kremlin que las reconozca como Estados independientes.

Según Putin, las autoridades ucranianas no planean cumplir con los acuerdos de Minsk para el arreglo en el este de Ucrania y lo dicen abiertamente.

“Las autoridades de Kiev no lo van a cumplir (el Acuerdo de Minsk). Además, ya lo han dicho públicamente muchas veces, tanto al más alto nivel como al nivel de ministros de Asuntos Exteriores y del Consejo de Seguridad”, señaló Putin.

A la vez, agregó que “Rusia ha hecho y sigue haciendo esfuerzos para resolver todos los momentos difíciles” de manera pacífica, pero -indicó- “hoy tenemos lo que tenemos”.

El líder ruso agregó que el uso de Ucrania por parte de Occidente como herramienta de confrontación con Rusia es una amenaza para Moscú.

“El uso de Ucrania como una herramienta de confrontación con nuestro país, con Rusia, representa una amenaza seria y muy grave para nosotros”, dijo Putin.

Señaló que por eso en los últimos meses Rusia ha intensificado su labor con los principales socios en Washington y la OTAN para acordar medidas de seguridad y garantizar la estabilidad.

“Para nosotros, esta es la tarea número uno, es una prioridad. No a la confrontación, sino garantizar la seguridad y las condiciones para el desarrollo”, aseveró.

En las medidas de seguridad que exige a EEUU y a la OTAN, para Rusia es imprescindible que la Alianza Atlántica se comprometa a no incorporar a Ucrania.

En este sentido; Putin aseguró que su homólogo estadounidense, Joe Biden, le aseguró que Ucrania no se convertirá en miembro de la OTAN mañana y que es posible una “moratoria” a esta aspiración del país vecino.

“El colega estadounidense aseguró que Ucrania no va a ser aceptada (en la OTAN) mañana; es más, algún tipo de moratoria es posible”, señaló.

De acuerdo con Putin, “ellos (los aliados) creen que Ucrania no está preparada ahora mismo. Por ello creemos que esto (la no incorporación de Ucrania en la OTAN) no es una concesión a nosotros”, sino el propio plan de la Alianza, “una moratoria para los aliados mismos”.

Fuente: Infobae