Juntas vecinales de Pampa Galana se reunirán para definir una postura sobre el botadero

Este 30 de septiembre se vence el plazo otorgado por los vecinos a la Alcaldía para cerrar el lugar, hay preocupación entre autoridades municipales

Gabriel Morales E./Bolinfo/Tarija
(elPeriódico-septiembre, 24/2022) Este 30 de septiembre vence el plazo otorgado por las juntas vecinales de Pampa Galana al Gobierno Municipal para que se concrete el cierre del botadero y que comience a desarrollarse el largo proceso de mitigación que se requiere para descontaminar la zona y, en el mejor de los escenarios, contar con un área verde en el lugar en una o dos décadas.

El concejal municipal, Daniel López Pantoja, informó que el próximo 2 de octubre, se realizará una reunión ampliada en la que justamente los habitantes de a zona tomarán una postura sobre esta situación, dado que ya anunciaron que no permitirán una ampliación más del plazo, luego de haber calificado como “promesas incumplidas” los acuerdos a los que se arribaron con los exalcaldes, Rodrigo Paz y Alfonso Lema, como también con la actual máxima autoridad ejecutiva del municipio, Johnny Torres.

“Ellos han planteado que hay un compromiso con el Ejecutivo Municipal para que se pueda dar una solución a la problemática de la operación del relleno sanitario, que tiene como fecha definitiva el 30 de septiembre, en ese sentido el pleno del Concejo Municipal ha decidido esperar que se dé ese plazo y, a partir de lo que sucede, tenemos entendido que el domingo 2 de octubre los diferentes barrios van a tener asambleas para tomar acciones, vamos a ser participantes de lo que resuelvan y ahí tomaremos una decisión”, manifestó.

En ese orden, recordó que se está trabajando para poder declarar un área protegida colindante con el botadero, donde durante años se viene desarrollando tareas de activismo como el compostaje.

ElAPUNTE

Medidas de presión

La presión de las juntas vecinales se hizo evidente en la gestión interina de Alfonso “Pica” Lema, quien asumió la Alcaldía tras la renuncia de Rodrigo Paz, en el entendido de que incluso llegó a cerrarse las puertas del botadero, colocar promontorios de tierra e impedir el paso de los camiones recogedores.

Por el momento, la municipalidad no ejecutó el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) que permitirá dar un salto de calidad en este tema.