sábado, julio 2, 2022
InicioEditorialEntre la fácil adquisición de remedios y la auto mediación

Entre la fácil adquisición de remedios y la auto mediación

Habíamos sabido que una farmacia para contar con el permiso respectivo debe cumplir exigencias muy estrictas, ya que no sólo se trata de vender medicinas sino del manipuleo de ciertos productos de mucho cuidado, con los que se deben tomar las precauciones debidas. Igualmente se supone que el personal que allí trabaja, es profesional en la materia y está capacitado para asumir responsabilidades.

La auto medicación es un hábito que ocasiona grandes problemas, sobretodo en la salud, nada recomendado por los médicos pero que se practica con mucha frecuencia, en especial cuando se trata de supuestas dolencias ya conocidas y no complejas. Este fenómeno se presenta también por la facilidad que tenemos de adquirir medicamentos sin contar con la orden de un galeno, desgraciadamente la receta no es el requisito más exigido en las farmacias y esto hace que la venta de ciertos fármacos no esté bajo control alguno. En Bolivia y Tarija, se vive bajo cierto descontrol en la venta de fármacos al público, son demasiadas las facilidades y pocos los controles, comprar antibióticos es muy normal cuando en otros países sólo se los consigue bajo prescripción médica, aquí es muy habitual que por esa facilidad en su adquisición las personas los consuman de acuerdo a las enseñanzas de «la abuela», ocasionando daños que podrán verse con el tiempo. Los antidepresivos también se venden sin el cuidado necesario, a pesar de que pueden producir dependencia y desencadenar problemas más serios, la facilidad para acceder a ellos es pasmosa, demás está explicar que en otros lugares sin receta, es imposible.

A tal punto llega lo que escribimos, que con seguridad, Ud. ya lo sabía, así como lo saben los médicos, las autoridades de salud y cualquier otra persona, estamos seguros que no hay sorpresa en el anuncio porque todos lo hemos visto más de una vez, lo preocupante es que siendo un «secreto a gritos», nadie haga algo para que simplemente la ley se cumpla y se impida que estas situaciones se sigan presentando, tendrá que pasar porque los farmacéuticos actúen como debe ser de acuerdo a lo que les enseñaron en la universidad y eso, automáticamente, limitará la libertad de compra de la población. De igual manera, se debe sancionar drásticamente a quien no respete lo normado, la salud pública está en juego y el descontrol no puede seguir siendo parte del diario vivir. De hecho, que así como hay farmacias que no exigen la receta médica, hay otras muchas que sí lo hacen. Al igual que hay lugares q funcionan como farmacias sin tener los permisos y licencias correspondientes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LO MÁS LEIDO

Es una buena noticia saber que 15 alcaldes de latinoamerica visitarán Tarija este 4 de julio. Oportunidad para poner en el mapa nuestra ciudad y estrechar lazos con otras urbes, de las que seguramente podremos aprender bastante, falta que nos hace.

Que no haya nada claro sobre las medidas que debemos asumir para luchar contra la contaminación del rio Guadalquivir, afluente que no tiene la suerte de contar con activistas, plataformas ciudadanas ni otra instancia que lo defiendan y luchen en contra de su depredación constante.