Determinan liberar, luego de 30 meses, a un hombre acusado «injustamente» por presunto delito sexual

El abogado Romeld Arnez comunicó que su cliente, acusado «injustamente» por delito sexual, fue liberado después de 30 meses de detección preventiva. Argumentó que la entrevista, en la cámara Gesell, a la supuesta víctima estaba viciada de nulidades.

«No puede existir inducción, coacción o presión a una menor de edad para que diga lo que quieren sus papás. En este caso eso es lo que ha existido(…). A la menor de edad se le ha inducido a que incrimine a mi cliente, pero esa situación la hemos hecho notar en juicio, y con ello ha quedado debilitada la probabilidad de autoría de mi cliente», explicó.

Arnez destacó que en la investigación no existían otras pruebas o elementos que comprueben la culpabilidad de su cliente.