sábado, julio 2, 2022
InicioOpiniónA PROPÓSITO DE LA AMPLIACIÓN DE LA PLAZA LIZARDI

A PROPÓSITO DE LA AMPLIACIÓN DE LA PLAZA LIZARDI

Amílcar Castrillo B.

En  días pasados   escuchamos declaraciones del Alcalde Municipal sobre los trabajos de demolición  de la vieja edificación de la Policía Boliviana situada en la esquina de las calles 15 de abril y campero con la finalidad de evitar mayores riesgos por el posible derrumbe de la vetusta edificación, como así también, permitir la ampliación de la Plaza Lizardi. Por su lado, las autoridades policiales aseguraban que no desalojarán lo que queda de sus instalaciones mientras la Alcaldía Municipal no garantice la construcción de una nueva infraestructura.

Con el funesto precedente sobre  la utilidad de la enorme pasarela construida en el Mercado Campesino, el Mástil  y el Puente Millonario – obras de elevado costo-  aterra pensar en la posibilidad de construir oficinas subterráneas bajo las instalaciones `policiales que se están demoliendo, por el sustancial costo que ello implicaría y por lo insalubre para los funcionarios que trabajen allí.

Por el crecimiento desordenado de la ciudad existe la necesidad de revitalizar el centro urbano colmado de establecimientos que venden ropa de “fardo”, por ello, la ampliación de la plaza Lizardi es una buena idea dentro de un objetivo mayor de relocalizar el  Coliseo Luís Parra y demás edificaciones colindantes, dejando únicamente al Palacio Prefectural  para integrar la plaza Lizardi con la Plaza Luís de Fuentes.

Así mismo, a criterio de algunos ciudadanos entrevistados por  medios de comunicación local, se requiere  también de instalaciones policiales  por la creciente inseguridad que soportan los ciudadanos que viven y transitan por el casco central de la ciudad.

Frente a esta situación y dejando de lado los fantasiosos proyectos que pudiese tener la Comuna, es necesario aplicar un  criterio práctico de suscribir un Convenio Interinstitucional entre la Alcaldía Municipal, Gobernación  y la Policía Boliviana,  posible por ser instituciones del sector público, para que se  efectúen las  apropiaciones presupuestarias respectivas durante las gestiones 2023 y 2024 que financien  la construcción de nuevas instalaciones para la policía en  el terreno donde se encuentra una derruida edificación de  propiedad de la comuna ( Ex DDU),  situada en la calle Saracho  entre   Ingavi  y La  Madrid,  ofrecimiento que, a nuestro juicio,  merecería  la aceptación policial por encontrase la futura instalación a una cuadra de su actual cuartel.

 Aunque no es competencia de la Gobernación el co-financiamiento de este tipo de obras, por la magnitud que puede adquirir la ampliación de la plaza Lizardi en el futuro, es importe la contribución del Gobierno Departamental.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LO MÁS LEIDO

Es una buena noticia saber que 15 alcaldes de latinoamerica visitarán Tarija este 4 de julio. Oportunidad para poner en el mapa nuestra ciudad y estrechar lazos con otras urbes, de las que seguramente podremos aprender bastante, falta que nos hace.

Que no haya nada claro sobre las medidas que debemos asumir para luchar contra la contaminación del rio Guadalquivir, afluente que no tiene la suerte de contar con activistas, plataformas ciudadanas ni otra instancia que lo defiendan y luchen en contra de su depredación constante.